ASOCIACIÓN
DE MUJERES
FRANCO-ARGENTINAS
ASSOCIATION
DE FEMMES
FRANCO-ARGENTINES
Eventos

Encuentro con Ines Berton el martes 31 de mayo

Julio 26, 2012


Minuta, encuentro del 31 de mayo de 2011

El té es el “arte de ritualizar la hospitalidad”. Lo dijo y lo ejemplificó Inés Berton el martes 31 de mayo, al brindar a las socias de Marianne una charla apasionante sobre esta infusión. De hecho, Inés pertenece a una cofradía selecta que no suma más de doce personas en el mundo, y en la cual es la única mujer. En esta misma reunión, que tuvo lugar en el edificio de Silvia Taurozzi, se presentaron seis nuevas socias de Marianne:

-        Ines Berton, especialista en tea blend, fundadora y dueña de Tealosophy

-        Michèle Goupil, abogada y fundadora del Estudio de Goupil & Asociados - Abogados

-        Dominique Biquard, partenaire de Identia, agencia de prensa y relaciones publicas

-        Josefina Gimenez Burló, fundadora y manager de un spa y un gimnasio

-        Emmanuelle Supervielle, especialista en microcrédito, Director y miembro del consejo de administracion de Cordial Microfinance

-        Laurence Loyer, Director y CFO en Grupo Supervielle S.A.

Inés Berton es la única mujer “buscadora de té” en el mundo. Una actividad muy glamorosa con perfume de aventura: viaja por doquier, personaliza blends (mezclas) para famosos como Carolina Herrera, Uma Thurman, Luc Besson o el Dalai Lama, abrió tiendas fabulosas en Barcelona y Buenos Aires…

Un dolor de cabeza

Pero cuenta con humor: “No fue siempre tan glamorosa la historia”. De hecho, empezó todo como… un dolor de cabeza: frecuentes migrañas desde chica. Hizo falta muchos estudios médicos para dar con el motivo de las mismas: un olfato absoluto. Inés Berton tiene el don de distinguir, no solamente el olor de una rosa entre otros olores similares, sino también la variedad de esta rosa – con todo, miles de “notas” distintas. También es capaz de imaginar en el paladar el gusto de lo que huele.

Inés Berton empezó a familiarizarse con el té en Nueva York. En aquel momento, con unos 21 años, estaba trabajando en el museo Guggenheim. En el subsuelo había una casa de té, The T. Emporium. Inés iba a comprar ahí, solicitaba que le armaran las mezclas a su gusto y los clientes que la seguían pedían “lo mismo que ella”. Hasta que un día, la dueña del lugar le ofreció trabajar ahí. Fue el principio de su carrera profesional como catadora o sommelier de té: durante ocho años, Inés recibió la enseñanza de una maestra japonesa en este oficio.

2001: Tealosophy

En 2001, Inés decidió volver a la Argentina y ahí, en plena crisis, fundó Tealosophy con una inversión inicial de 132 dólares. En 2003, abrió una primera tienda en la Galería Promenade Alvear, donde brinda más de 150 variedades de blends. Cuatro años después, inauguró otra tienda en Barcelona. Por fin, el año pasado, abrió su tercera tienda, esta vez en Palermo. Acá o allá, sigue diseñando mezclas para personalidades, empresas (Bulgari), hostelería (Waldorf Astoria, Sofitel), cadenas gastronómicas (Havanna). Juega con infusiones y tés traídos del Himalaya o de China, de Sri Lanka o de Japón, especies (clavo, jengibre, pimienta, canela…), frutas (cerezas, arándanos) y aun otros ingredientes (cacao…). Trae maderas especiales desde el exterior para preparar tés ahumados. Varios de sus blends se han vuelto celebres, como el Frida’s Almond Tea (diseñado en honor a Frida Kahlo), un té negro de Sri Lanka mezclado con almendras y cacao de México; o el té Dalai Lama, hojas de té blanco con jazmín que se abren al contacto con el agua caliente.

En su presentación, sin embargo, Inés hizo hincapié en algunas dificultades del oficio, como la fragilidad de la materia prima y el enorme valor de algunas cosechas excepcionales, cuyo precio puede subir muy repentinamente. Los trámites administrativos para importar a la Argentina pueden ser desgastadores: “¡Lo más importante en mi trabajo es el despachante de aduana!” Tealosophy dispone en la actualidad de un importante cupo exportador, lo que deja espacio para el crecimiento de su producción argentina (incluyendo la mezcla con materias primas importadas).

Un té para Marianne

Inés subrayó que si bien el camino del emprendimiento es “muy lindo”, también es “muy solitario”. Asociaciones como Marianne o Endeavor (http://www.endeavor.org/) permiten justamente romper esta soledad. Después de un Chai indio y de un Cherry Blossom chino, Inés tuvo la gentileza de hacernos catar una mezcla que ella diseñó especialmente para Marianne, una mezcla de hojas de verbena del sur de Francia, clementinas y cascaritas de naranja de Fontainebleau, manzanas del valle de Río Negro y rosa mosqueta de la Patagonia Argentina...

Finalmente, nos dio algunos consejos para preparar un té con más “color, cuerpo y aroma”, sus tres cualidades esenciales. Usen agua mineral, nos dijo, sin hervirla, ya que este proceso le da “pesadez” al agua. Y no se olviden: hay pocas cosas “que un buen té no pueda solucionar”.

Tealosophy en Buenos Aires

Av. Alvear 1883
Galería Promenade, local 37
Lunes a viernes de 10:30 a 20:00 horas, sábados de 10:30 a 14:30 horas

Gorriti 4865, Paul French Gallery
Lunes a sábados de 11:00 a 20:00 horas, domingos de 13:00 a 19:00 horas

T. 54 (11) 4804 2020

Sitio de Tealosophy: www.tealosophy.com

[gallery columns="2"]
VER  
PRENSA

Clarín:

Volver a viajar: un foro para hablar sobre turismo en la nueva normalidad
16/11/2020 leer nota

Clarín - Revista VIVA:

Ellas nos ven así
15/11/2020 leer nota

Suplemento de Cultura Clarín Revista Ñ:

De Buenos Aires a Kiev
30/10/2020 leer nota

Alliance Francaice
Instituto francés de Argentina